Resumen. Introducción


Save this PDF as:
 WORD  PNG  TXT  JPG

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "Resumen. Introducción"

Transcripción

1 El uso pedagógico de las TIC en la formación docente inicial: Experiencias en la construcción de una comunidad virtual de aprendizaje y de prácticas de enseñanza mediadas por TIC en un Instituto de Formación Docente del Conurbano Bonaerense. Lic. y Prof. en Comunicación Social Adriana G. Álvarez. Instituto Superior de Formación Docente nº36, José Ignacio Rucci. Docente. José C. Paz (Buenos Aires), Argentina. Correo electrónico:

2 Lic. y Prof. en Psicología Alba E. Coria. Instituto Superior de Formación Docente nº36, José Ignacio Rucci. Docente. José C. Paz (Buenos Aires), Argentina. Correo electrónico: Resumen Es indiscutible que las Tecnologías de la información y la comunicación (TIC) forman parte de nuestra vida cotidiana y los distintos niveles educativos no son ajenos, o mejor dicho, no deberían ser ajenos a la introducción de las TIC. Debido a esto es imprescindible la formación docente inicial en TIC, desde los Institutos de Formación Docente. En este trabajo se describe la experiencia de conformación de una comunidad virtual de aprendizaje (CVA) y de uso de las TIC en la formación inicial docente. Debemos entender a la primera como grupos de personas o instituciones conectadas a través de la red que tienen como foco un determinado contenido o tarea de aprendizaje. Las CVA se caracterizan por la existencia de una comunidad de intereses y por el uso de las TIC en una doble vertiente: como instrumento para facilitar el intercambio y la comunicación entre sus miembros y como instrumento para promover el aprendizaje. (Coll: 2004). Las innovaciones presentadas en segundo lugar están dadas por las posibilidades concretas del uso de las TIC en las prácticas de enseñanza y aprendizaje, es decir, con los dispositivos que cuenta cada estudiante y el instituto para llevar adelante clases enriquecidas con TIC. Introducción Las Tecnologías de la información y la comunicación (TIC) nos ubican en un mundo globalizado y atravesado por la inmediatez, la instantaneidad y la fluidez de las comunicaciones, como afirma Dominique Wolton (1999): Estas tres palabras son esenciales para entender el éxito de las nuevas tecnologías: autonomía, organización y velocidad. Internet ha tenido un gran impacto en nuestro entorno social actual y sobre todo en la práctica educativa ya que resignifica el aprendizaje, la interacción humana, el intercambio y colaboración de ideas que conduce a nuevos conocimientos. En este sentido, la utilización de las TIC como herramientas didácticas debería orientarse al propósito de adquirir y mejorar el conocimiento de los estudiantes ya que la alfabetización digital involucra el proceso de dotar a los sujetos de los conceptos y los métodos de las TIC y ponerla en situación de realizar las prácticas de uso que le permiten apropiarse de esas tecnologías, reconfigurando nuestra intervención sobre la realidad.

3 Debemos tener en cuenta que la institución escolar es un escenario para las tensiones entre usuarios permanentes de las TIC y no usuarios 1. Estas se producen a medida que en la sociedad avanza hacia la convergencia mediática, la cultura participativa y la inteligencia colectiva. Por convergencia mediática se entiende a los circuitos por los cuales transitan consumidores y contenidos que estos producen como los que son producidos para estos. La cultura participativa contrasta con la pasividad de las audiencias y con el tiempo histórico de la escuela ya que un mismo sujeto al interaccionar con diversos medios pone en juego un conjunto de reglas que difieren unos de otros y podemos juntar esas piezas y formar algo en común, por ello la idea de inteligencia colectiva donde se comparten recursos y combinan habilidades. En definitiva, se suscita un cambio en las estrategias de enseñanzas, se promueve un/a estudiante que participe activamente del proceso de enseñanzaaprendizaje y que posea una mirada crítica de las nuevas formas de comunicarnos, informarnos y relacionarnos. Por ello debemos orientar nuestras reflexiones sobre el uso de las TIC dentro del aula de manera tal que las tengamos como recurso didáctico; en esta línea Marta Libedinsky dice la presencia en ambientes educativos de las innovaciones tecnológicas no garantiza de ninguna manera (ni nunca lo hará) la innovación didáctica (2005). Por ello se debe facilitar la apropiación significativa por parte de los docentes de las posibilidades que plantean las TIC y de una actitud positiva hacia ellas para llevar a cabo la enseñanza que se libere del tradicional modo de enseñar, basado en la transmisión de los contenidos, para otorgarle un rol más activo al estudiante. En este nuevo escenario complejo, heterogéneo, conflictivo y cambiante, el campo de la educación/comunicación es el ámbito en donde se desarrollarán los futuros formadores (educadores/comunicadores) y la escuela como espacio social redefine (con permanencias y rupturas) sus funciones, sus sentidos, sus estrategias y sus perfiles institucionales. En este contexto María Teresa Lugo plantea que las estrategias de integración de TIC en educación se posicionan en el marco de políticas educativas integrales que apun tan a reducir las desigualdades, a romper con los circuitos que determi nan los resultados de aprendizaje en función del origen social de los estudiantes y a promover procesos de enseñanza y de aprendizaje orientados al objetivo de aprender a aprender a lo largo de la vida. Es aquí donde enfocamos nuestros esfuerzos porque estos nuevos profesionales deben promover nuevas formas de vinculación de los sujetos consigo mismos, con otros sujetos y con el mundo. Los medios de comunicación y las TIC se convierten así en objetos de problematización, ya que son elementos relevantes en la construcción de sentidos, lo que implican una transformación en los modos de comprensión y que tiene como consecuencia una transformación en los sujetos, en palabras de Nora Alterman para promover la formación de ciudadano responsables y críticos, comprometidos con una sociedad más justa e igualitaria en la que todos puedan educarse (2007). Por lo expuesto, el docente debe utilizar en su vida cotidiana las herramientas TIC y poder realizar la adecuación didáctica correspondiente. Esto se logra si desde la formación docente se promueven situaciones de enseñanza que involucren el uso de las TIC. Por ello, el Instituto Superior de Formación Docente nº36 (ISFD nº36) José Ignacio Rucci de José Clemente Paz 2, Buenos Aires, impulsa, entre otras estrategias didácticas, la utilización del campus virtual como apoyo para las clases presenciales. En el ISFD nº 36 funcionan seis carreras docentes distribuidas en dos edificios compartidos con otras instituciones, las clases se dictan entre las 17:20 hs y 22:30 hs. En la sede en la cual se cursa el Profesorado de Enseñanza Primaria e Inicial cuenta con el carrito tecnológico de Primaria Digital y conexión a Internet por wifi. La construcción de una comunidad de aprendizaje virtual 1 David White los define como visitantes y residentes y Alejandro Piscitelli como nativos e inmigrantes digitales. 2

4 A partir del año 2015 en el ISFD N 36 se inició un gradual proceso de implementación del uso del campus virtual institucional, recurso que ya existía pero no era utilizado por los diferentes actores institucionales. El crecimiento de la utilización del campus en tres años fue de un 300%, dado que pasó de tener 7 aulas a más de 82 aulas activas y de 300 usuarios a los actuales 1344 usuarios (61 docentes, 1277 estudiantes, 12 otros). Cabe aclarar que el ISFD N 36 es una institución que alberga seis carreras docentes: Primaria, Inicial, Secundaria en Lengua, Tecnología, Química y Biología. Por este motivo, es una institución con gran cantidad de docentes que trabaja en la diversidad propia de los niveles evolutivos y en la especificidad de cada una de las carreras. Como proyecto institucional se implementó el uso del campus en primera instancia en el Profesorado de Primaria y luego se fue extendiendo en forma paulatina el uso en otras carreras, hasta que actualmente su uso es transversal dado que lo emplean todas las carreras y se utiliza como canal institucional de información. Como punto de partida observamos que uno de los obstáculos a abordar es la cuestión de que si bien los docentes utilizan las TIC en su vida cotidiana no las emplean en su práctica profesional, ni las integran en el aula, esto da cuenta que los docentes poseen saberes que no utilizan. Con respecto a este tema un estudio citado por Cabrol y Székely (2012), en el que se evaluaron las competencias TIC de los docentes en países miembros de la OCDE, se descubrió que, aun cuando los docentes tienen un alto grado de familiaridad con la tecnología y se sienten a gusto con ella, no consiguen integrarlas a sus actividades pedagógicas cotidianas. Varios estudios cualitativos ubican el trayecto formativo inicial del docente como un momento clave para la inclusión de las TIC en las prácticas educativas. Si un estudiantes del Profesorado no emplea las TIC durante su formación inicial será muy difícil que las emplee en su futura práctica profesional. En esta línea Tondeur y colaboradores posicionan a las instituciones de formación inicial docente como unidades de cambio. Uno de los aspectos destacados en el análisis es la necesidad de formación de los propios docentes de las instituciones de formación para que puedan actuar como verdaderos modelos de rol en la integración pedagógica de tecnologías. Es a partir de estas ideas guía que consideramos urgente en el actual mundo veloz, cambiante, hiperconectado, brindar herramientas concretas para la formación inicial de los futuros docentes en el uso de las TIC. Una de las preocupaciones que teníamos con respecto a la implementación de las TIC en la formación inicial era la cuestión de conocer las posibilidades concretas de accesibilidad a las TIC de nuestros estudiantes. Se nos presentaban diferentes interrogantes Podemos obligarlos a usar las TIC si no cuentan con los recursos tecnológicos? Qué saberes previos poseen? Cómo abordar la gran diversidad y brecha tecnológica entre los estudiantes? Para conocer nuestra población en el año 2017 realizamos una encuesta a los estudiantes de primer año que ingresaban a la carrera docente. De los 90 estudiantes que respondieron la encuesta obtuvimos los siguientes datos:

5 Programas que los estudiantes ingresantes saben usar

6 Como observamos en los gráficos, el 83% de los estudiantes encuestados tienen disponibilidad de PC, el 12,5% lo tiene solo a veces y el 4,5% no lo tiene. Encontramos que los estudiantes tiene más dificultad con respecto a la accesibilidad al equipo de impresión dado que el 58% no la tiene, el 26% solo la tiene a veces y solo el 23% tiene acceso. Otro dato importante es saber si los estudiantes poseen una cuenta de correo electrónico dado que es una condición necesaria para poder utilizar el campus, en la encuesta observamos que el 87,5% posee cuenta de , mientras el 12,5% no. En referencia al uso de software relevamos que: el 72% sabe usar Word, el 50 % usa Excel, el 60% sabe usar Power Point, el 87,5% usa Facebook y el 51% usa el Drive. Con respecto al acceso a Internet, el 87,5% de los estudiantes lo tiene, un 1% en forma esporádica y el 11,5% no lo tiene. En cuanto a los dispositivos de telefonía móvil el 100% de los estudiantes posee uno y el 97% tiene Internet móvil.

7 A partir de estos datos, inferimos un panorama alentador para la construcción de la comunidad virtual de aprendizaje en el ISFD Nº36 dado que observamos que la gran mayoría de los estudiantes cuentan con experiencias previas con respecto a las TIC y con una alta disponibilidad de tecnologías. Tomamos como marco de referencia a los aportes de César Coll sobre las comunidades virtuales de aprendizaje quien destaca que estas "ilustran cómo las tecnologías de la información y la comunicación pueden ser utilizadas con provecho para configurar redes de comunicación y de intercambio y para promover el aprendizaje entre los usuarios de estas redes, y ello tanto en el marco de la educación formal como mediante la creación de nuevos espacios y escenarios educativos". En esta línea Rosa María Torres (2004) define el término de comunidad de aprendizaje como... una comunidad humana organizada que construye y se involucra en un proyecto educativo y cultural propio, para educarse a sí misma, a sus niños, jóvenes y adultos, en el marco de un esfuerzo endógeno, cooperativo y solidario, basado en un diagnóstico no sólo de sus carencias sino, sobre todo, de sus fortalezas para superar tales debilidades. Este es el espíritu que orienta nuestro trabajo, en un contexto social y urbano desfavorable del conurbano bonaerense. La autoevaluación de la facilitación tecnológica institucional La implementación del uso pedagógico del campus es un proceso complejo atravesado por múltiples factores, que como todo ejercicio innovativo presenta sus amantes y sus detractores. Alguno de los obstáculos que se manifiestan son por ejemplo la escasa conectividad de la institución que dificulta el trabajo en forma colectiva. Otro factor que no debe ser menospreciado es que el armado, mantenimiento y seguimiento de las cohortes en las aulas virtuales implica una carga laboral extra de los docentes además de las horas presenciales. Algunos docentes encuentran en el campus virtual un espacio que enriquece las clases presenciales, que facilita y organiza su labor, lo consideran un espacio más formal e institucional en contraposición con las redes sociales y le otorgan distintos usos. En cambio, otros docentes que no están familiarizados con el uso de las TIC, tienen que realizar un mayor esfuerzo para iniciar a emplearlo y ofrecen mayores resistencias. Para sortear estos obstáculos hemos iniciado un proceso de capacitación en el uso del campus durante el horario laboral en el inicio del año académico y luego realizamos asesorías y tutorías a docentes para resolver problemas que surjan en la administración del aula. Como iniciativa para llevar a cabo una autoevaluación en el proceso de facilitación en el uso del campus realizamos una encuesta a estudiantes al finalizar la cursada anual. Obtuvimos 365 respuestas que nos dieron los siguientes datos:

8 Como años anteriores ubicamos como mayor dificultad en el ingreso al campus el problema de la clave errónea en un 40% de los encuestados. Como estrategia de abordaje a esta cuestión realizamos un video tutorial disponible en la página web del instituto que explica cómo ingresar al campus, cómo conservar la clave, qué hacer en caso de clave errónea y brindamos un seguimiento personalizado. El segundo porcentaje mayor, el 21% de los encuestados planteó que no tuvo ningún inconveniente al ingresar al campus. Los otros obstáculos manifestados son: inconvenientes para conectarse a internet (10%), los docentes no utilizan el aula virtual (11%), falta de dispositivo (8%) o no lo sabe usar (5%). Como estrategia de abordaje de estas cuestiones realizamos una campaña de difusión de los espacio públicos que ofrecen conectividad gratuita, como por ejemplo universidades, servicios municipales o bibliotecas. También capacitamos a los estudiantes para que puedan emplear sus dispositivos móviles para la utilización del campus virtual. Asimismo, realizamos capacitaciones específicas para todos los estudiantes, focalizadas sobre todo en los primeros años de las carreras docentes. Otro dato relevante es analizar con qué frecuencia ingresan los estudiantes al campus: la mayoría el 45,2% lo hace en forma semanal, el 17 % lo hace en forma quincenal, el 14% lo hace diariamente y el 12, 9% mensual y un pequeño porcentaje manifiesta que no ingresa casi nunca, cuando un profesor sube material o cuando recibe un mensaje específico. A

9 partir de nuestra experiencia observamos que un mayor porcentaje de estudiantes ingresa al campus cuando el docente propone una actividad virtual vinculada a alguna instancia de evaluación para la acreditación. Por el contrario, el número de ingresos disminuye cuando se propone el aula virtual como un espacio optativo de la cursada. En este gráfico observamos que a la gran mayoría de los estudiantes encuestados le resulta entre entre fácil y muy fácil la utilización del campus virtual institucional, mientras a una minoría le parece difícil o muy difícil. Con respecto a las secciones más empleadas por los estudiantes, la de archivos es la más utilizada con un 80%, le sigue clases con un 56,5%, mensajería interna con un 42%, actividades 40%, noticias con un 30% y foro con 14%. Es importante destacar que esta frecuencia está directamente vinculada con el tipo de propuestas que ofrecen los docentes que administran las aulas.

10 Por último, nos resultó muy enriquecedor analizar algunas de las propuestas que brindaron los estudiantes frente a la pregunta Qué mejorarías del campus? Donde expresaron lo siguiente: Que se suban más contenidos e información a las aulas Más docentes utilicen el recurso del campus Subir más material didáctico digitalizado para disminuir el costo de las fotocopias Mejorar la facilidad de acceso Capacitaciones en el horario de clases Subir: juegos, blogs grupales y audios. Toda esta información nos permite diseñar distintas estrategias para potenciar e impulsar el uso pedagógico del campus virtual en nuestra institución. Para nombrar algunas de las iniciativas que desarrollamos: elaboramos diferentes tutoriales para estudiantes (para realizar actividades, participar en los foros, utilizar el portafolios, etc ), tutoriales para docentes (para armar clases, actividades, realizar devoluciones o evaluaciones) y realizamos capacitaciones presenciales. Entre estas acciones se propuso como actividad innovativa la implementación de la primera materia semivirtual en articulación entre tres carreras del instituto: el Profesorado de Primaria, Inicial y de Tecnología. Uno de los grandes logros de este trabajo colectivo es iniciar un proceso de trabajo interdisciplinario, de mutuo enriquecimiento con una gran puesta práctica en el uso de las TIC. Este proceso también permitió construir puentes y establecer vínculos entre formadores de formadores y estudiantes revirtiendo la tendencia de la separación y segmentación por carreras. La disposición tecnológica como oportunidad Mariana Maggio (2012) e Inés Dussel (2011) analizan la utilización de las TIC en contextos de alta disposición tecnológica. La primera destaca que los cambios tecnológicos no pueden ser impuestos por la fuerza y que la saturación de herramientas digitales puede desencadenar en un exceso de trabajo por parte de estudiantes y docente o que se deje de lado la propuesta didáctica. Dussel realiza una investigación centrada en el uso de las TIC en los docentes e identifica cinco elementos a considerar: a) la equivalencia inmediata entre ver y saber; b) destacan la interactividad y la rapidez como signos de época, c) establecen una relación directa entre nuevas tecnologías, diversión y motivación, d) el entusiasmo de los estudiantes ejerce un buen efecto sobre los docentes y los vincula con su trabajo de una manera más productiva y e) la identificación directa entre nuevo recurso y mejores aprendizajes. A pesar de que este elemento sea discutido dentro del mismo trabajo, Dussel destaca que La convicción [de los docentes] de que, porque las tecnologías digitales tienen imágenes y estas suscitan el interés y se motiva a los alumnos, se produce automáticamente una mejora en los aprendizajes, debería ponerse en cuestión. Juana María Sancho Gil (2008) plantea que el concepto de TIC en educación no alcanza para explicar la complejidad que supone la acción educativa (contexto, cultura, prácticas establecidas, entre otras) y que debemos pensar en tecnologías para el aprendizaje y el conocimiento (TAC). Este paso de las TIC a las TAC parece virtualmente imposible si al introducir las primeras se deja el resto del sistema organizativo de la enseñanza y la práctica docente en las mismas condiciones. Para que la enseñanza-aprendizaje con TIC sea real se debe dar un cambio radical en ese modelo, haciendo al docente un mediador de la acción pedagógica, un facilitador, donde el alumno no trabaje de manera individual sino colaborativa con el educador. En este trabajo se describirán las prácticas llevadas a cabo en una de las materias del Profesorado en Nivel Primario e Inicial, Medios Audiovisuales y TIC en Educación. Metodología de trabajo

11 Desde septiembre de 2016, la materia Medios Audiovisuales y TIC en Educación integra clases presenciales y virtuales. Estas son teórico/prácticas porque así se logra el acercamiento conceptual que permitirá la comprensión de las herramientas audiovisuales y las TIC dentro del campo comunicación/educación en la tarea docente y el conocimiento de las plataformas educativas. El enfoque planteado para desarrollar la materia es reflexivo, crítico y contextualizado lo cual implica un vínculo directo con la realidad cotidiana. Los Objetivos de la cursada son: Que el futuro docente se apropie del uso del campus virtual y pueda administrar de forma eficaz su tiempo y espacio de estudio. Que el futuro docente pueda reconocer que los medios masivos de comunicación y las TIC han configurado un nuevo escenario, por donde circulan informaciones y saberes que trascienden el espacio áulico y que contribuyen en la formación del educando. Que el futuro docente tenga la capacidad de articular y vincular las herramientas tecnológicas y las producciones mediáticas con sus propósitos a la hora de generar intervenciones didácticas. Que el futuro docente forje la capacidad crítica y responsable sobre el uso de los medios de comunicación y TIC en su práctica docente. Que el futuro docente incorpore un marco teórico que le permita dar cuenta de su hacer áulico. Para alcanzar estos objetivos se llevan a cabo discusiones en las clases presenciales, se realizan foros de discusión y se trabajan con artículos periodísticos, programas de TV, publicidades y películas para analizar y descubrir los usos de la comunicación, las intencionalidades explícitas e implícitas, el manejo de los lenguajes (alfabético, visual, sonoro, gestual) el impacto en los receptores (ya no como un destinatario pasivo sino como un sujeto activo que interviene en su propia recepción); y a partir de aquí, se procura que los futuros docentes puedan comprender y relacionar categorías y conceptos comunicacionales en experiencias concretas.como ejemplo de lo expuesto podemos citar la actividad de la clase ocho (mayo de 2018) De los videos propuestos (publicidad de villavicencio Dejá tu huella ; fragmento del noticiero de la TV pública donde entrevistan a una especialista en bulling, el corto cuentos de había una vez que se emite por PakaPaka y dos campañas de bien público sobre ciberbulling): desarrollar qué contenido del Diseño Curricular abordaría con dicho video, cuál sería el objetivo de la clase y en qué momento (inicio, desarrollo o evaluación) lo usaría. Justificar desde los marcos teóricos. Además del uso de las TIC por parte de los futuros docentes, la asignatura pretende dotar de herramientas para que estos apliquen en sus prácticas de enseñanza. Dentro de la cursada se desarrollan actividades como la edición de imagen, confeccionar audios (programas radiales y audiolibros), utilizar diferentes softwares como cmaptool o Mimind (para armar un mapa conceptual) y wordcloud (nubes de palabras). Para compartir estas producciones se elaboró una cartelera virtual (padlet) 3. En 2018 se incorporó a los estudiantes avanzados del Profesorado de Educación Secundaria en Tecnología para que realicen sus prácticas dentro de la materia. El rol de ellos es el de facilitador TIC 4 y los estudiantes de los profesorados de primaria e inicial están en diálogo permanente a través de los foros y la mensajería interna del campus para confeccionar secuencias didácticas enriquecidas con TIC. Como estrategias de evaluación y acreditación de la cursada se les propone a los futuros docentes realizar clases enriquecidas (Maggio: 2012) con medios audiovisuales y TIC y Según el Instituto Nacional de Formación Docente el facilitador TIC es un miembro del Instituto Superior entusiasta y proactivo, no necesariamente especializado en el área de tecnología, pero sí interesado en innovar haciendo uso de los múltiples recursos que las TIC pueden brindar a la Educación Superior. Documento disponible en f?sequence=1

12 llevarlas a cabo en microclases. Es menester destacar que esta práctica debe estar sustentada teóricamente por ello, en la segunda instancia, los estudiantes deberán realizar la fundamentación de esa práctica áulica y que dé cuenta de los aportes de la bibliografía trabajada en las unidades de la materia. Al finalizar el cuatrimestre los estudiantes contarán con el sustento teórico (este es uno de los objetivos de la materia) y un portafolio de actividades que podrán llevar a cabo en sus prácticas docentes. Estudiantes del Profesorado en Educación Primaria en una microclase sobre figuras geométricas. Software Paint. Disponible en las netbook del Programa Primaria Digital. Cartelera virtual (Padlet) realizada por los estudiantes de 3º A, 3º B del Profesorado en Primaria y 3º A del Profesorado en Nivel Inicial.

13 Disponible en Estudiantes del Profesorado en Educación Primaria, acompañados por un estudiante del Profesorado en Tecnología, en una microclase sobre el Universo. Software Celestia. Disponible en las netbook del Programa Primaria Digital. Estudiantes del Profesorado en Nivel Inicial en una microclase sobre el cuidado del cuerpo. Trabajo con videojuegos disponibles en Play Store.

14 Esta propuesta tiene como beneficiarios directos a los estudiantes de los profesorados de Educación Primaria y de Educación Inicial del ISFD Nº 36 e indirectos a los estudiantes de las diversas escuelas en las cuales los estudiantes del profesorado realizan las prácticas. A lo largo de estos tres años podemos evaluar que la experiencia permite que los docentes en formación incorporen con naturalidad las TIC en sus prácticas de enseñanza, tanto en el uso para la preparación de materiales didácticos como en actividades con sus propios estudiantes que requieran de la utilización de software para realizarlas. La sostenibilidad de estas innovaciones está dada por la obligatoriedad de la materia dentro del Diseño Curricular del Profesorado y porque ella se establece desde una perspectiva crítica y contextualizada que permite el vínculo con la realidad. En fin, podemos considerar esta experiencia como innovadora como así también sus estrategias de evaluación y acreditación. Conclusión A través de lo expuesto podemos evidenciar la construcción de una comunidad virtual de aprendizaje dentro del Instituto Superior de Formación Docente nº 36 y como con pocos recursos se pueden crear situaciones de enseñanza y aprendizaje mediado por tecnologías. Es necesario destacar que incluir TIC en el proceso de enseñanza-aprendizaje es propiciar su uso de manera adecuada y responsable por parte de los estudiantes y facilitar la construcción de relaciones pedagógicas acordes a la sociedad de la información (Castells: 2002). Sin embargo, poner el énfasis sólo en la tecnología no hará posible la transformación del escenario educativo; la escuela no es el lugar de movilidad del conocimiento, sino el lugar en el que algunos conocimientos son transmitidos y clasificados. El lugar en el que los conocimientos se hacen sedentarios, envejecen y se hacen estáticos (Simone, R. citado en Begoña Gros: 2004). Por ello se debe facilitar la apropiación significativa por parte de los docentes de las posibilidades que plantean las TIC y de una actitud positiva hacia ellas para llevar a cabo la enseñanza que se libere del tradicional modo de enseñar, basado en la transmisión de los contenidos, para otorgarle un rol más activo al estudiante. Bibliografía Alterman, N. (2007) Fortalecimiento Pedagógico de las Escuelas del Programa Integral para la Igualdad. Educativa Gestión escolar. Desarrollo curricular centrado en la escuela y en el aula. Documento para el docente. Ministerio de Educación. Cabero Almenara, J. (2006). Comunidades virtuales para el aprendizaje. Su utilización en la enseñanza. Edutec. Revista Electrónica de Tecnología Educativa. Núm. 20/ Enero 06 Cabero, J. Roig-Vila, R. & Mengual-Andrés, S. (2017) Conocimientos tecnológicos, pedagógicos y disciplinares de los futuros docentes según el modelo TPACK. Digital Education Review Number 32, December Cabrol, M. y M. Székely (eds.) (2012), Educación para la transformación, Washington, Banco Interamericano de Desarrollo. Castells, M (2002). La Era de la Información. Vol. I: La Sociedad Red. México, Distrito Federal: Siglo XXI Editores. Coll, C. (2004). Las comunidades de aprendizaje. Nuevos horizontes para la investigación y la intervención en psicología de la educación. IV Congreso Internacional de Psicología y Educación. Simposio: Nuevos horizontes en Psicología de la Educación. Almería, de marzo y 1-2 de abril de URL: <

15 Documento del Instituto Nacional de Formación Docente. Consultado el 22 de julio de Disponible en %20tic.pdf?sequence=1 Dussel, I. (2011) Aprender y enseñar en la cultura digital. VII Foro Latinoamericano de Educación. Fundación Santillana. Gross, B. (2004) De cómo la tecnología no logra integrarse en la escuela a menos que. cambie la escuela. Jornada Spiral. Maggio, M. (2012) Enriquecer la enseñanza. Los ambientes con alta disposición tecnológica como oportunidad. Paidós. Maggio, M. (2018) Reinventar la clase en la Universidad. Paidós. Meirinhos, M., & Osório, A. (2009). Las comunidades virtuales de aprendizaje: el papel central de la colaboración. Pixel-Bit. Revista de Medios y Educación, (35), Libedinsky, M. (2016). La innovación educativa en la era digital. Paidós Ibérica Editorial. CABA. Lugo, M. (2017) La escuela y la cultura digital: el desafío por la calidad educativa con justicia social. En Imperatore, A. Gergich, M (comp). Innovaciones didácticas en contexto. Universidad Virtual de Quilmes, Bernal. Poggi, M. (2008) Cómo las TIC transforman las escuelas. Prólogo a la edición de Ponencias presentada en el Instituto Internacional de Planeamiento de la Educación de la UNESCO. Argentina. Consultado el 22 de julio de 2018 en Sancho Gil, J. (2008). De TIC a TAC, el difícil tránsito de una vocal. Investigación en la escuela, nº 64, Disponible en Tondeur, J., Van Rraak, Voogt, Fisser, Ottenbreit (2011), Preparing pre-service teachers to integrate technology in education: A synthesis of qualitative evidence. En Computers & Education. Disponible en: Torres, R. (2004) Repensando lo educativo desde el desarrollo local y desde el aprendizaje. Documento presentado en el Simposio Internacional sobre Comunidades de Aprendizaje, Barcelona Forum Vaillant, D. (2013), Integración de TIC en los sistemas de formación docente inicial y continua para la Educación Básica en América Latina, Unicef, Argentina, Wolton, D. (1999) Internet, y después?: una teoría crítica de comunicación. Barcelona: Gedisa. los nuevos medios de White, D. & Le Cornu, A. (2011). Visitantes y Residentes: una nueva tipología para la participación en línea. Volumen 16, Número 9. Septiembre 2011 Disponible en

16

Sitemap